ADOSAC: Una muestra más de la intolerancia y el desprecio al diálogo

Como es de público conocimiento, un grupo de compañeros que sostenían la ocupación pacífica en el CPE, fueron desalojados en la madrugada de hoy por la Infantería por orden directa de la Gobernadora Alicia Kirchner, en una clara actitud intimidatoria y represiva de un gobierno que recurre sistemáticamente a estas prácticas, desde hace treinta años, más allá de sus matices. Claramente, no conocen otro camino que la confrontación, el intento de disciplinar, el desgaste y la negación a todo tipo de diálogo fructífero y de buena fe.

La difícil situación que atraviesa el sistema educativo en nuestra provincia, no es ni más ni menos que el real reflejo de lo que acontece socialmente: una parte de la justicia “adormecida” y fiel ejecutora de la orden política del gobierno de turno, apresta para accionar en contra de los intereses del pueblo y sus demandas, pero lenta…muy lenta para condenar a sus funcionarios que, en muchos casos están sospechados o efectivamente procesados por causas de corrupción; una salud pública devastada y herida de muerte en cada rincón de la provincia, acentuándose en las localidades más alejadas como si fuera un castigo artero y planificado.

Trabajadores que todavía no han percibido sus aguinaldos y en algunos casos, sus salarios del mes de junio, nuestros  jubilados reclamando por sus derechos con una lucha sin precedentes en total simetría con los compañeros de otros sectores que aun permanecen sosteniendo su reclamo con la firmeza que los caracteriza desde el primer día y la mayoría de los gremios que han solicitado apertura de paritarias nos muestra la apatía y desinterés explícito del gobierno en querer buscar consensos, no es parte de su ADN…todo lo contrario.

En este sentido repudiamos la orden de desalojo, repudiamos la actitud circense de la presidente del consejo provincial de educación  al intentar justificar un accionar burdo con  “priorizar la seguridad del edificio público” en el cual desempeña sus funciones, en detrimento de la búsqueda concreta de llegar a una solución de un conflicto generado por ellos mismos, incluso ninguneando y subestimando la petición de los padres quienes al tomar conocimiento de la reunión que gestionaron las entidades gremiales (A.DO.SA.C. Y AMET) con el Ministro de Interior de Nación, solicitaron a esta funcionaria vía telefónica (hecho de público conocimiento) que si tenía alguna intención de una búsqueda real de soluciones, asistiera a esta convocatoria y depusiera una actitud demagógica con argumentos fuera de contexto, caricaturescos y propios de un modelo fracasado.

Desde A.DOSAC llamamos a todos los sectores a manifestarse, solidarizarse y sobre todo a movilizarse de forma activa  en contra de estas actitudes de intransigencia  y desprecio hacia la clase trabajadora.