Zeidán: No podemos pensar en YCRT como empresa, si no podemos en valor el trabajo de los mineros como prioridad indiscutible


Después de darse a conocer los lineamientos generales que tendrá administrativa y funcionalmente la Nueva YCRT, el Interventor Omar Zeidán hizo algunas reflexiones sobre las implicancias que tiene esta nueva estructura en la etapa iniciada en el 2016 y no dejó escapar lo que a su criterio es el fundamento básico de la existencia misma del yacimiento: los mineros.

publicidad
“Creo, sin lugar a duda, que estamos transitando horas decisivas en la vida de nuestra empresa, que no solo van a marcar de una u otra forma a todos aquellos que tengamos alguna vinculación laboral con el yacimiento, sino y fundamentalmente, afectarán al minero, al trabajador de base, al operario, la persona que hace la labor fundamental de todo el proceso: sacar el carbón”, comenzó diciendo Zeidán.

“Yo veo que en todo este conflicto, el sector gremial y político, tal vez no con intencionalidad pero si con torpeza, ha enviado a una encerrona a los trabajadores que ganan sueldos los cuales por allí no se condicen con los peligros que enfrentan y la responsabilidad que les cabe, comparados con los cobrados por sectores de superficie, donde pudimos contabilizar la existencia de un desmesurado número de jefes y personal jerárquico, que se llevan la mayor parte del presupuesto, en detrimento, precisamente, de las escalas salariales más bajas que, paradójicamente, son quienes debieran ganar más y mejor porque constituyen el motor de toda la empresa, la mano de obra que extrae la materia prima; en síntesis: el objeto de nuestra existencia como yacimiento de carbón”, remarcó el Interventor.

“Considero que la gente de mi pueblo, hablo de toda la cuenca carbonífera, debe cerrar puertas viejas y abrir nuevas oportunidades hacia el futuro que todos nos debemos. Si seguimos en el enfrentamiento permanente, pretendiendo tener la razón sin escuchar al otro, sin consensuar y sin atender la realidad que nos toca vivir como sociedad primero y como empresa después, el porvenir se nos presenta muy difuso; si en cambio, como creo es el ánimo de la mayor cantidad de gente, estamos decididos a ir para adelante y construir hacia el futuro, sin quedarnos detenidos en lo que hicimos mal o no pudimos hacer, valorizando lo que hemos logrado y podemos lograr de aquí en más, advierto que YCRT tiene por delante una gran oportunidad y nuestros pueblo, Río Turbio, 28 de Noviembre y Dufour se verán directamente beneficiados por estos cambios imprescindibles y necesarios”, agregó.

Lea también:   Zeidán mantuvo reunión con ANSES para analizar cuestiones previsionales

Finalmente Zeidán hizo un nuevo llamado a los trabajadores de YCRT para que se despojen de toda animosidad política o partidaria y hagan un acto de verdadera reflexión de qué es lo que se desea para YCRT y para la cuenca y hacia dónde queremos dirigir el destino de la empresa “La Nueva YCRT quedará con 2030 puestos de trabajo cubiertos; es un número muy importante para nuestra zona económica y si podemos sostener su crecimiento y anexar la terminación de la usina termoeléctrica, todo lo que hoy nos parece una encrucijada kafkiana quedará superado  por lo que podamos reconstruir a partir de nuestra voluntad, el trabajo y de las decisiones tomadas en conjunto”.

El Interventor cerró sus reflexiones indicando “Hace muchos años que YCRT no produce carbón y hace solo dos que llegamos para ponerla en orden. Con la ayuda de todos, no solo la vamos a poner de pie, sino la haremos producir carbón de manera continua y cumpliremos con el anhelo de, algún día, de hacerla sustentable. Pero para eso necesitamos un esfuerzo final, ser menos ansiosos y cortoplacistas; por un lado debemos ser suficientemente solidarios para que aquellos con mejor remuneración, acepten ganar menos apostando más al futuro y los que ganan menos, sueñen con mejorar sus salarios, solo a través de lo que le aporte el fruto de su esfuerzo. Si logramos este equilibrio habremos triunfado definitivamente sobre los agoreros de siempre y aquellos oportunistas por cuya responsabilidad este conflicto se ha extendido de una manera irracional”.

“Solo pido a nuestra gente darse un minuto para leer nuestro nuevo proyecto, el cual tiene como principal fundamento sostener, mantener, impulsar y alentar un  desarrollo dinámico y moderno del yacimiento y como objetivo fundamental proteger al minero, potenciar su fuente laboral y obtener una producción de carbón permanente y sostenida en el tiempo. Pretendemos darle seguridad y dignidad a cada trabajador, cuando deba mirar a los ojos a sus hijos y decir con el gran orgullo de los viejos pioneros: soy minero y esta empresa es nuestra familia”, concluyó Zeidán.