ADOSAC: El gobierno provincial, principal promotor y ejecutor de la falta de clases y despidos docentes


Hay una realidad objetiva e incontrastable en Santa Cruz: el Consejo Provincial de Educación (CPE) no lleva a cabo el Ofrecimiento Público de cargos y horas cátedras del nivel secundario, con lo cual, no se cubren los respectivos cargos docentes, ratifica los despidos en la modalidad Adultos y no busca acuerdos que impidan la realización de paros del sector no docente o personal de maestranza en la distintas escuelas. Todo esto tiene un solo resultado: las clases en Santa Cruz siguen interrumpidas por decisión expresa del gobierno provincial.

KW Diseño
Conociendo la perversidad con la cual desarrolla sus acciones el gobierno, la falta de sensibilidad social que posee, negándole al pueblo el derecho a la Educación y el escaso interés que tiene por la institucionalidad y lo bajo que pone la vara para medir el nivel de seriedad con el cual maneja un tema fundamental como es el sistema educativo, lamentablemente no podemos decir desde la ADOSAC que nos asombra, pero si que nos preocupa enormemente la soberbia, la displicencia y la falta de objetivos claros por parte de la gobernadora, en materia de políticas educativas y de conducción, como así también los grandes ausentes sin aviso que son, entre sus funcionarios, condiciones como la idoneidad, el profesionalismo y el deseo de superación.

Mantener sin docentes los espacios curriculares en pleno inicio del ciclo lectivo, por falta de designación en las vacancias, solo entra en la lógica del gobierno quien desde que asumió pretende “ahorrar en salarios”, lo cual refuerza la idea de que para Alicia Kirchner, la Educación, es un gasto y no está tabulado en el presupuesto provincial como una inversión social a futuro, motivo por el cual, nos hace blanco de los ajustes más deplorables, como son los despidos operados en Adultos que en estos momentos impide el dictado normal de clases.

Lea también:   ADOSAC cumple 56 años en un marco de reivindicaciones y lucha por los trabajadores docentes

Está claro que el mayor déficit que tiene Santa Cruz es de proyectos políticos serios, funcionarios honestos y un gobierno consustanciado con las necesidades básicas de una sociedad que le demanda las tres cuestiones básicas y necesarias para crecer armónicamente en el contexto de país que deseamos todos los argentinos: Educación, Salud y Justicia.

La indolencia demostrada en la construcción y sostenimiento de estos pilares básicos edificados en cualquier sociedad organizada, es un arma letal contra cualquier progreso posible y si la Educación es “combatida” en vez de “alentada” desde los círculos rojos del poder provincial, como ocurre desde hace años en Santa Cruz, pero mucho más visiblemente los dos años y medio del actual gobierno, esto no solo nos impide soñar a los docentes que pretendemos, alguna vez, lograr una educación de excelencia, sino que hará perder tiempo y esperanzas de lograrla a toda la comunidad educativa en su conjunto, de la cual como integrantes pretendemos construir lo mejor para el futuro de nuestros chicos, de los cuales, no solo somos maestros y formadores, sino también, padres.