El municipio desmiente cierre de centro de discapacidad


Desde la Intendencia del Los Antiguos aclararon que APACE (“Asociación de Padres y Amigos de Personas con Capacidades Especiales”) hace años que no tiene personería jurídica, jamás completó ni normalizó su situación, tampoco nunca cumplió con la documentación para apropiarse legalmente del edificio que se construyó y que, por ende, el mismo tampoco es de esa asociación que como tal no existe. Afirmaron además que desde APACE nunca realizaron la aceptación de la donación y por consiguiente, no registraron en la Dirección provincial de Tierras y Catastro el inmueble como propio.

publicidad
Así y todo -explicaron-, durante años, y a partir de un convenio que firmaron en el 2010, los integrantes de APACE “cedieron” parte de ese espacio para la utilización como consultorios externos del Hospital, y los profesionales trabajaron allí, pero como personal médico del Hospital y no como parte integrante de esta asociación.

En septiembre del año 2017 se inauguran los consultorios periféricos del Hospital Seccional Los Antiguos Dr. Reinaldo Bimbi con la presencia de la Sra. Gobernadora y la Ministro de Salud OD. Rocío García, algo que vino a salvar la situación dotando de mayores espacios al Hospital local y los médicos comenzaron a atender en esos consultorios mejor preparados que las salas que estas señoras “prestaban”, aseguraron desde la Intendencia de Guillermo Mercado.

También contaron que hoy en Los Antiguos existen 25 familias de personas con capacidades especiales que participan activamente de las actividades propuestas por el municipio, e intentaron sin suerte un acercamiento con las señoras que continuaban con la posesión del edificio, vacío y sin equipamiento. Entonces, esas familias conformaron la Asociación Juntos a la Par y le solicitaron al Intendente que arbitre los medios para garantizar que ase edificio por fin comience a cumplir la función para la que fue construido.

Lea también:   Intensa agenda de actividades del Departamento de Discapacidad

Entonces “al no poder llegar a acuerdo coherente alguno, el Intendente procede, según el amparo de la ley, a la revocación del Decreto de donación del lote en el cual se construyo el edificio que, legalmente, sigue perteneciendo al Estado por ausencia de una Institución legal en condiciones de recibirlo y/o administrarlo”, para ponerlo en funciones nuevamente en beneficio de las personas con discapacidad detallaron.

Finalmente aclararon que “no está en las intenciones de nadie que alguna de las niñas de éstas dos señoras sea excluida de ningún tipo de actividad o servicio que se encuentre disponible, por el contrario, han sido participadas e invitadas incansablemente a pesar de las constantes y determinantes negativas”.