ADOSAC: La docencia de Santa Cruz no es ajena al crimen social de Moreno.


Como docentes, compañeros y trabajadores, nos duele profundamente lo ocurrido en la escuela 49 de Moreno (Pcia de Bs As), donde un auxiliar docente y la Vicedirectora murieron al estallar una garrafa de gas, antes de ingresar los alumnos a las aulas, lo cual hubiera magnificado más aún el desastre.

KW Diseño
En Santa Cruz no ha ocurrido un hecho similar o peor aún, solo porque los milagros existen. La falta de conciencia, preocupación y ocupación de las autoridades de Educación en materia edilicia y de infraestructura en los establecimientos, es alarmante y pone de manifiesto la falta de empatía de los gobiernos con los trabajadores de la Educación y los alumnos, a quienes ponen en peligro permanentemente a través de los colegios en situación precaria de servicios, paredes derruidas, techos vencidos, instalaciones eléctricas sin protecciones, redes de gas deficientes, pérdidas de gas en las redes, falta de calefacción, tanques de agua sucios y sin mantenimiento, solo por nombrar algunas de las permanentes deficiencias con las cuales diariamente vivimos los maestros en las escuelas y son parte permanente de nuestros reclamos ante autoridades que solo se dedican a acusarnos de sabotaje y conspiración, tratando de intimidar a quienes denuncian, entre ellos, también a los padres.

Como en Moreno, nadie recapacita sobre sus responsabilidades hasta que se consuman los hechos. ADOSAC ha sido y es, un permanente vector de reclamos y advertencias sobre la situación, no sólo pedagógica, sino y fundamentalmente edilicia, de las escuelas. Sin embargo, como en provincia de Buenos Aires, la burocracia, la desidia, la inoperancia, el desentendimiento de las obligaciones de cada uno de los funcionarios, y el brutal ajuste sobre la escuela pública hacen que nuestra realidad se vea reflejada como en un espejo trágico, con la realidad tan cruda y cruel que viven hoy nuestros compañeros docentes de la provincia de Buenos Aires.

Lea también:   Invitan a participar del 61° Aniversario del Museo “Padre Manuel Jesús Molina”

Los Gobiernos no destinan fondos para el mantenimiento y reparación de los colegios y las actuales condiciones de trabajo y de salubridad de los docentes que día a día concurren a los colegios públicos es vergüenza social. ADOSAC lo advirtió, lo advierte y lo seguirá advirtiendo: estamos ante un panorama desolador de la Educación. Sin políticas públicas, responsabilidad y honestidad de parte del gobierno, para quien solo funciona el relato, es el milagro de no haber padecido aún una tragedia similar o peor, pero de ninguna manera es por la eficiencia y la preocupación de quienes tienen la responsabilidad y la obligación de velar por la salud de los docentes y los alumnos en cada una de las escuelas de Santa Cruz.

No alcanza con el duelo y la reflexión, se necesita luchar por transformar una realidad que los docentes de todo el país no estamos dispuestos a aceptar pasivamente. En Santa Cruz todas nuestras asambleas y el Congreso del día de mañana en Piedra Buena sin dudas serán una muestra de ellos en la continuidad de un verdadero plan de lucha.