SADOP: Obispado de Río Gallegos desconoce a sus empleados


El último martes, se llevó a cabo una audiencia de conciliación en la sede caletense del Ministerio de Trabajo. Allí, los representantes legales del Instituto Marcelo Spínola -propiedad del Obispado de Río Gallegos- manifestaron que “los representantes legales de los colegios diocesanos acordaron que no se reconocen como Empleadores de los docentes que trabajan en sus establecimientos”.

Publicidad
De la reunión también participaron los representantes de la seccional Santa Cruz del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), quienes  en el mes de febrero denunciaron al Instituto Marcelo Spínola ante el Ministerio de Trabajo por negarse a abonar el bono de fin de año  de $5.000, acordado por el Gobierno Nacional para todos los trabajadores del sector privado.

Una actitud oligárquica

Finalizada la audiencia, el secretario general de SADOP Santa Cruz, Prof. Andrés Álvarez manifestó sorpresa ante la actitud asumida por la Iglesia Católica. “Nos llama poderosamente la atención que intenten evitar el cumplimiento de las leyes laborales, que desconozcan que son ellos los dueños de las escuelas y los patrones de los docentes que trabajan en las mismas”, dijo.

“Esa parece más la actitud bastarda de la oligarquía que la de la mayoría de la inmensa grey católica que, estoy seguro, no comparte este burdo intento de desligarse de las responsabilidades que le atañen”, agregó.

Posiciones anti obreras

Por su parte, el secretario de organización, Carlos Cabrera, señaló que, desde la Encíclica Papal Rerum Novarum, la Iglesia reconoce el derecho de los trabajadores de agremiarse para la defensa de sus derechos colectivos e individuales, y esa ha sido una constante prédica del Papa Francisco.

Lea también:   Alumnos y padres de la EPP 10 asistieron a taller sobre Educación Sexual Integral y Bullying

“Por eso, resulta inentendible que hoy la Iglesia Católica en Santa Cruz desconozca no solo el derecho de los trabajadores sino también sus obligaciones como Empleadora, como Patronal,” fustigó.

“Resulta casi increíble pensar que quienes desde el púlpito rasgan sus vestiduras apuntando con el dedo a quienes lucran con el sacrificio de los trabajadores, hoy adopten idénticas posturas y se alineen con las posiciones anti obreras sostenidas por el actual gobierno nacional. Predican a favor de los trabajadores pero actúan como la más rancia oligarquía patronal”, cerró.

¿Qué hará Monseñor  Jorge García Cuerva?

Para finalizar, los representantes gremiales manifestaron su intención de lograr que la cuestión se someta al arbitraje del Ministerio de Trabajo de Santa Cruz, como lo establece la legislación.

Pero también pusieron de manifiesto la necesidad que esta cuestión sea efectivamente aclarada por quien  tendrá, a partir del próximo 23 de marzo,  la máxima responsabilidad de dirigir los destinos de la Diócesis de Río Gallegos,  Monseñor  Jorge García Cuerva, quien encuentra un panorama poco alentador y contrario a sus posiciones personales, máxime si tenemos en cuenta que se lo ha caracterizado como un “Cura Villero”.