Comercio Municipal controló la venta ambulante de flores


El director de Comercio e Industria de Río Gallegos, Miguel D’Abbraccio, informó que con motivo del Día de la Primavera se realizó un extenso operativo para prevenir la venta ilegal de flores en la ciudad; y recordó cuáles son los requisitos de habilitación con el objetivo de «regular, acompañar y concientizar».

Explicó que el jueves pasado se desarrolló un operativo similar al del 2016 para “simplemente aplicar la Ordenanza que existe pero que no era habitual aplicar”.

KW Diseño

El procedimiento constó de la recorrida de móviles del área y arrojó resultados positivos al no registrarse inconvenientes que llevasen a decomisar mercadería y labrar actas.

D’Abbraccio informó que hay 5 vendedores habilitados que presentaron lo requerido y se les permitió estar ubicados en 5 esquinas de la ciudad. “Para obtener el permiso de venta los comerciantes cumplieron con  la presentación del certificado de antecedentes penales;  el Libre deuda del Juzgado Municipal de Faltas; el formulario de inscripción en AFIP (monotributo, etc); y el formulario de Inscripción en RENTAS, entre otros”, explicó.

Asimismo aclaró que “se había informado que los que hubieran cumplido con los requisitos y abonado el canon, no podrían situar su canasta de venta a menos de 200 metros de ningún local comercial del rubro florería; y no podrían tener al mismo tiempo más de una canasta”.

Además se aclaró que solo se autorizarían 10 vendedores por jornada en toda la ciudad y que “el permiso es intransferible e individual”, con el detalle específico de la esquina o lugar físico donde podrían estar ubicados.

Lea también:   Gómez entregó reconocimiento a organizadores de "Vivencias de Malvinas"

Competencia desleal

D’Abbraccio añadió que otras de las razones por las cuales se llevó a cabo el operativo fue el malestar “totalmente fundamentado”, del sector comercial del rubro Florerías, “el cual, año tras año, venía siendo vapuleado”.

En este marco dijo que se generaba una competencia desleal donde “los comerciantes ilegales “hacían miles de pesos diarios pagando centavos a sus empleados” y, algunos pocos, “formaban bandas que en cada esquina de la ciudad colocaban sus puestos indiscriminadamente para cada fecha especial”.

“Esto-continuó- constituía una verdadera desventaja al comercio que paga sus impuestos y debe cumplir con variados requisitos para abrir sus puertas cada día. Además se sumaba el problema de la ilegalidad de utilizar niños, a quienes incluso hacían cruzar la Autovía peligrosamente para ofrecer flores a los automovilistas”.

Cabe destacar que similares procedimientos se vienen realizando desde la Dirección de Tránsito Municipal con el programa ‘Noches Seguras’, con los talleres clandestinos, con los vendedores ambulantes de electrónica o DVD y con los pasacalles. “Los pasacalles casi no se ven en el último año”, destacó D’Abbraccio, para luego resaltar el control del área en los distintos rubros del comercio local.

Para finalizar aseguró que «regular, acompañar y concientizar es todo lo que se necesita para pasar de ser lo que éramos: ‘una ciudad en caos’, a ser una urbe ordenada y justa para todos”.