La participación de los padres en las Cooperadoras fortalece el trabajo en la comunidad educativa


El Gobierno de Santa Cruz, a través Consejo Provincial de Educación, impulsa la participación -en las instituciones educativas- desde las cooperadoras escolares. La Ley N° 3499, del 2016, convoca a padres, docentes, egresados o vecinos que quieran aportar solidariamente al desenvolvimiento de la actividad dentro de los establecimientos educativos.

Padres y madres que integran las cooperadoras escolares de la zona sur realizaron un balance del Primer Encuentro de Cooperadoras Escolares de zona sur que tuvo lugar el fin de semana en Río Gallegos organizado por el Consejo Provincial de Educación, a través desde la Dirección Provincial de Promoción y Registro Público de Cooperadoras Escolares.

La reunión permitió la puesta en común de lo realizado hasta el momento y la capacitación de los asistentes –integrantes de las CE- en distintos temas jurídicos informados oportunamente sobre, por ejemplo, “el uso de los gimnasios y el Reglamento para el uso de Edificios Escolares; la obtención de la personería jurídica y el registro de cooperadoras escolares; y el Plan de Mantenimiento Escolar del CPE y el IDUV”.

Desde la Dirección de Cooperadoras (DPPyRCE) Ema Burgos, coordinadora de Zona Norte, adelantó que se programará “un encuentro en zona norte, y estamos contando con cerca de ciento veinte instituciones a tener en cuenta, ya con cuarenta y cuatro cooperadoras conformadas y en funcionamiento».

El objetivo, especificó la Coordinadora, es “llegar a todas las localidades con la Ley N° 3499, que es la que nos habilita a implementar en todos los establecimientos las cooperadoras escolares, sin dejar de lado la funcionalidad y priorizando la participación de los padres».

Por su parte, el Sr. Sebatián Staut, presidente de la Cooperadora de la EPP N° 80 de El Calafate comentó que se desempeñará como coordinador de cooperadoras de Lago Argentino que abarca El Chaltén, Tres Lagos y El Calafate”. Al respecto, acotó: “Será una experiencia nueva, obviamente  es un cargo ad honorem; la idea es estimular y ayudar a las otras cooperadoras de los establecimientos educativos a que cumplan con los mismos requisitos que nosotros”.

Sobre lo realizado desde la Cooperadora que preside, Staut recordó: “Somos la primera cooperadora de escuela legalmente constituida; asumí la gestión el 13 de junio, primero apuntamos a la legalización y ahora estamos trabajando en muchas cuestiones, por ejemplo, conseguimos matafuegos nuevos, la regulación y arreglo de las calderas, donaciones para la biblioteca, estamos trabajando para la pintura de todo el gimnasio –prevista para antes del día del estudiante-, vamos a colocar aros de basquet y arcos de fútbol nuevos”, y destacó que desplegaron una tarea “muy fuerte con los directivos, que se sumen los docentes, y que muchos padres que no están dentro de la comisión se integren al trabajo junto a la cooperadora”.

Lea también:   San Julián entrega créditos a proyectos productivos

En El Calafate, en la EPP N° 80, la Cooperadora celebró el Día del Niño con un festejo “con exposición del coche autobomba de los Bomberos y motos de la Policía, y contamos con arriba de mil chicos tanto de la escuela como del barrio, que se acercaron a todas las actividades como el castillo inflable y otros”, señaló Staut.

Desde la Cooperadora de la EPP N° 19, Roxana Romero y Patricia Neil, protesorera y tesorera, valoraron el encuentro. La Sra. Romero lo definió como “una capacitación para todas las cooperadoras, que trato en la parte jurídica, del cuidado del edificio, y en lo legal sobre la nueva Resol. N° 1.681 que nos da poder legal para ser un integrante más del establecimiento educativo pero con otros términos».

Las madres detallaron que se trató, por ejemplo, de las prestaciones del gimnasio del establecimiento y la escuela misma, los pasos que hay que seguir para ello, contraprestaciones con otros establecimientos, y otros temas de los que se encargarán junto con el directivo. Mientras que la Sra. Neil manifestó: “Creo que fue un encuentro muy importante porque nos dio el aval -como cooperadora- que antes no teníamos, ahora al poder tramitar la personería jurídica ya lo tendremos”. Ambas son mamás de alumnos de la escuela, Patricia trabaja en la Cooperadora desde hace 6 años y Romina 5 años. Asimismo, Romina subrayó que «los integrantes que pueden conformar la cooperadora puede ser un ex-alumno, un docente, un vecino, alguien que quiera ser parte no necesariamente asociado al establecimiento, es decir, es para público en general».