Avanza la obra de la Cuenca Sarmiento: el entubado está en un 75%


En el marco de la obra de pluviales denominada ‘Cuenca Sarmiento’ que realiza la empresa PROALSA SRL en nuestra ciudad con financiamiento del Gobierno Nacional; la directora de Obras Públicas de la Secretaría homónima de la Municipalidad de Río Gallegos, ingeniera Paola De Gaetano, detalló los avances de esta infraestructura que dará una importante respuesta a los problemas de anegamiento en la ciudad.

KW Diseño
La obra del “Mejoramiento del desagüe pluvial Cuenca Sarmiento”, conlleva una inversión de aproximadamente 250 millones de pesos. Una vez finalizada, mejorará significativamente la calidad de vida de los habitantes de esta capital.

Acerca de las labores que se realizan hasta la fecha, habló hoy la ingeniera Paola De Gaetano, que también supervisa la obra.

La profesional admitió los trastornos que causan los trabajos: “reconocemos que hay tramos que no están habilitados porque no tienen los suficientes días de fraguado; y a su vez estamos rompiendo en varios lugares para ir avanzando. Sabemos que se complica con el tránsito, pero estamos tratando de minimizar y dejar las calles habilitadas lo antes posible”.

Consultada sobre qué porcentaje de avance en la rotura y colocación de caños llevan, explicó que “estamos casi en un 75%, nos están faltando unas seis o siete cuadras; pero en este último tramo tuvimos muchas capas freáticas, lo que dificultó mucho la tarea”.

“Hoy –prosiguió-, estamos pasando la calle Mariano Moreno y nos queda llegar hasta Banciella la cual está conectada. Nos urge conectar todo el ramal que ya está colocado sobre la calle Juan B. Justo y después el otro ramal grande que ya está colocado es el desborde de la laguna ‘la Gorda’ y sobre la calle Santa Fe”.

Respecto de los plazos, dijo que estiman terminar con la colocación de los caños a fines del mes de mayo.

Reconstruir las calles

Con respecto al pavimento, la funcionaria indicó que “ya está habilitada la primera cuadra de la calle Sarmiento entre Orkeke y Moyano; el inconveniente es que lo vamos realizando pero el mismo necesita veintiocho días para tener la resistencia final y que no tenga ningún tipo de grieta ni asentamientos. Por ello, a medida que se va cumpliendo con esos días, se van haciendo los ensayos por parte del Municipio, la empresa y Vialidad para determinar la resistencia; y una vez que están en condiciones vamos habilitando los tramos” .

Veredas inclusivas

Como novedad, la profesional contó que junto a la empresa PROALSA idearon avanzar en la construcción de veredas inclusivas en las cuadras afectadas. “Había que reconstruir las veredas y decidimos hacerlas con esta característica, para así comenzar un plan en toda la ciudad. Lo hicimos porque sentimos que es una deuda pendiente con todos los vecinos con discapacidad motora”.

Explicó la ingeniera que todo el sector de ochavas va a tener un cordón bajo. “Hoy hicimos la prueba piloto en la intersección de calle Sarmiento y Gobernador Moyano y quedó muy bien. Por ello, este trabajo va a ser replicado no solamente a lo largo de la intervención por donde pasa la traza de la Cuenca, sino que la idea es que la Municipalidad realice el mismo tratamiento en todas las veredas, tanto en el centro como en la periferia”.

Lea también:   Obra Cuenca Sarmiento: En pocos días se inician las obras de la segunda etapa

Además, relató que actualmente trabajan en la vereda del Jardín N° 17 ubicado en calle Pelegrini, contiguo a la Escuela N° 15: “primariamente se iba a realizar un tipo de trabajo en los cordones y un sector muy pequeño de vereda; pero en forma consensuada con la empresa decidimos ampliar la labor: ahora será mayor la intervención con hormigón peinado y veredas inclusivas”.

“En ningún lugar de la provincia se encaró una obra de esta magnitud”

Se trata de una obra histórica, cuya realización causa inconvenientes en la vida diaria de los riogalleguenses, por lo que implica su  ejecución: romper y levantar cuadras y cuadras de pavimento, levantar miles de metros cúbicos de tierra, colocar enormes caños que permitan separar líquidos pluviales de cloacales; volver a tapar estas excavaciones, probar y hacer ensayos con las nuevas conexiones y, tras ello, volver a pavimentar. Pero lo cierto es que no hay otra forma de llevar adelante tamaña tarea.

“Por lo que averiguamos en ningún lugar de la provincia se ha hecho un trabajo de esta magnitud –dijo De Gaetano-, con caños que estamos poniendo nosotros y que son los que requiere la ciudad. Hoy, estamos hablando de más de ocho mil quinientos metros lineales de una cañería pluvial independiente que nunca tuvo esta ciudad, y seguramente necesitamos muchas más que esta cuenca”.

“Hoy tenemos seis cuencas por las cuales estamos gestionando con el gobierno nacional para que nos puedan financiar, tanto para los ramales del troncal que están prontos a ser aprobados de esta cuenca; como así también y de ramales de menor diámetro, pero de igual importancia ya que son cuatro mil metros más de cañería que vamos a poner vinculado a este troncal. Y también estamos avanzando y solicitando apoyo la área de Recursos Hídricos de la Nación para la Cuenta Fitz Roy y Congreso”.

Este tipo de obras no son las más elegidas por los gobiernos, por los inconvenientes y trastornos que causa para la vida diaria de los vecinos y por los costos que demanda su financiación. Pero son por demás necesarias.

“Muchos de estos proyectos que presentamos buscando apoyo económico se podrían aprobar o no y realizar durante ésta u otra gestión municipal, pero eso no tiene importancia. Estamos hablando de cuestiones técnicas que la ciudad necesita, no importa el color político. Son obras que no podemos postergar por egoísmos partidarios”, aseguró la funcionaria de la Secretaría de Obras Públicas.