Castillo: «La violencia institucional del CPE hacia los docentes impacta directamente en nuestros hijos»


A los reclamos y acusaciones de los docentes de Santa Cruz contra las autoridades del CPE por maltrato y hostigamiento, ahora su sumó la voz de Nahir Castillo, referente de padres Unidos y conocida por haber denunciado penalmente a la presidenta del organismo María Cecilia Velázquez.

KW Diseño
«Sabemos de la lucha de los docentes en nuestra provincia y de la persecución que sufren permanentemente. Ya sea por reclamar que les paguen en tiempo y forma su sueldo hasta por alguna publicación en sus redes sociales. El objetivo siempre es el mismo, tener docentes dóciles y sumisos, sin que importe en lo más mínimo la calidad educativa» expresó Castillo.

Recordemos que actualmente son más de 200 los casos de docentes apartados de sus cargos con sumario, sin goce de haberes y sin ningún tipo de contención psicológica o seguimiento profesional de sus situaciones.

«Una persona que sufre violencia institucional y psicológica no puede desarrollar sus tareas con normalidad, y menos tener a cargo la educación de nuestros hijos, con todo lo que eso significa. Esta política persecutoria del CPE afecta por igual a docentes y alumnos, y somos nosotros los que debemos alzar la voz y decir basta”, dijo Castillo.

Lea también:   Alicia: "Trabajar bien en un emprendimiento es trabajar por Santa Cruz y para el futuro de la provincia”

Castillo apuntó directamente contra las autoridades del CPE al exigir que se garanticen condiciones laborales sanas para los docentes, dado que son ellos quienes tienen a cargo el cuidado y cumplimiento de los derechos del menor en el aula.

«Principalmente como padres tenemos que exigir respuestas del CPE y medidas urgentes. Las autoridades tienen que hacerse cargo y renunciar, porque lo que pasó con el profesor Facundo Díaz es de una gravedad extrema. Y nadie nos asegura que no esté pasando lo mismo con otros docentes que tal vez hoy tengan a cargo la educación de nuestros hijos» finalizó Castillo.