Bloque Patagónico manifestó su preocupación por la situación petrolera en la región


Lo hicieron a través de una Declaración conjunta. Lleva la firma de las bancadas del Frente de Todos de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Tierra del Fuego y Santa Cruz.

KW Diseño
Piden un plan de contingencia que contemple “realidades y necesidades de cada distrito”, garantice “el normal funcionamiento de la producción y la paz social, respetando las normas ambientales, cumpliendo con la remediación ambiental y los Convenios Colectivos de Trabajo”.

Este jueves, autoridades del Bloque de Frente de Todos de las legislaturas de las provincias patagónicas de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Tierra del Fuego y Santa Cruz, emitieron una declaración conjunta para manifestar su preocupación por la actual situación en la actividad hidrocarburífera. Se esperaba que este documento, fuera el resultado de una reunión a llevarse a cabo en Río Gallegos el pasado martes, cónclave que debió suspenderse ante las últimas medidas de los Gobiernos Nacional y Provinciales respecto de la prevención por la pandemia del COVID- 19 (Coronavirus).

En ese sentido, con la firma de María Eugenia Martini, Presidenta Bloque FDT de Río Negro; Ayelén Gutiérrez, Presidenta Bloque FDT de Neuquén; Adriana Casanovas, Presidenta de Bloque FDT de Chubut; Julio César González, de La Pampa; Matías Mazú, Presidente de Bloque FDT de Santa Cruz; Laura Colazo, Presidenta de Bloque de Tierra del Fuego; como así también de los legisladores provinciales del mismo espacio Juan Horacio Pais de Chubut y Hernán Elorrieta de Santa Cruz, manifestaron su “profunda preocupación por la pérdida de puestos de trabajo en el sector, la baja en los niveles de producción, exploración e inversión, y la merma de los ingresos provinciales por regalías, a partir de la caída del valor del barril de petróleo”.

“La influencia de la crisis del sector a nivel internacional – continúa la declaración – originada por la guerra de precios de los principales países productores de petróleo, sumado a la paralización de las actividades por la pandemia del Coronavirus, nos ponen en una situación de incertidumbre en relación al desarrollo de la actividad, de la que dependen miles de trabajadores y trabajadoras de toda la cadena productiva, que disminuye uno de los principales ingresos de los que se nutren las arcas provinciales para garantizar los servicios esenciales que deben brindar los Estados – como también afrontar los haberes de estatales – a la vez que pone en vilo el futuro de una de las principales industrias del país”.

Lea también:   Santa Cruz celebró su 60º Aniversario en Comodoro Rivadavia

Respecto de las gestiones a nivel nacional, legisladoras y legisladores sostuvieron que “el Estado Nacional nos está convocando a un Acuerdo Energético y Social, en el que TODOS los actores que formamos parte de esta actividad, realicemos un aporte que permita su sustentabilidad, protegiendo empleos, producción e ingresos fiscales”, proponiendo como para ello “fijar un precio sostén del barril de crudo que se comercialice en el país, que congele el valor en los surtidores, que garantice los niveles de producción y exploración, reactivando de esta manera los puestos de trabajo, revirtiendo así la paralización que hoy sufre la región, trayendo equilibrio para todos los actores, ante una situación internacional signada por la volatilidad, y la puja de los principales productores de petróleo”.

De esta manera sostienen que “esta propuesta para blindar a la industria, sólo puede darse si las compañías asumen el compromiso de evitar especulaciones y realizan las inversiones que la actividad necesita, frenando los despidos; si los trabajadores y trabajadoras ponen sus esfuerzos en este amplio compromiso; y el Gobierno Nacional que continúa priorizando a la producción nacional, como la implementación de licencias no automáticas a la importación de petróleo crudo y combustibles líquidos”.

Finalmente, los jefes y jefas de bancadas en las legislaturas provinciales patagónicas consideran que “estas acciones, deberán estar contempladas en un plan de contingencia, que tenga en cuenta las realidades y necesidades de cada distrito, para garantizar el normal funcionamiento de la producción y la paz social, respetando las normas ambientales, cumpliendo con la remediación ambiental y los Convenios Colectivos de Trabajo, de manera de llevar soluciones concretas en este momento de crisis, independientemente del impacto que pudiera tener la pandemia global en nuestras Provincias”, concluyen.