Vialidad Nacional finalizó la rehabilitación integral de la Ruta 3 entre Trelew y Malaspina


El proyecto se desarrolló a lo largo un tramo de 230 km del corredor y beneficiará a más de 2.600 usuarios de la red vial chubutense.

KW Diseño
El Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, finalizó este jueves la rehabilitación integral de la ruta nacional 3 entre la ciudad de Trelew y Malaspina, ubicadas sobre el litoral atlántico chubutene. El proyecto demandó una inversión nacional superior a los $300 millones.

La obra, que se desarrolló a lo largo de 230 km del corredor, contempló una serie de trabajos de conservación entre los que se destacan la repavimentación de 46 km de los sectores más deteriorados de la ruta, así como tareas de bacheo profundo, sellado de fisuras y nivelación de deformaciones.

En paralelo, personal de Vialidad Nacional continúan trabajando en el refuerzo del señalamiento vertical para luego continuar con la aplicación del señalamiento horizontal definitivo. Del mismo modo, agentes de la delegación chubutense del organismo avanzan con la reconstrucción del área de banquinas entre Garayalde y Malaspina.

Lea también:   Vialidad Nacional realiza estudios en el puente sobre el río Santa Cruz

La rehabilitación integral de la ruta 3 forma parte de un proyecto clave que apunta a optimizar la conexión entre Trelew y Comodoro Rivadavia, dos de las ciudades más pobladas de Chubut, donde se concentran los principales emprendimientos comerciales y productivos de la provincia.

“Seguimos trabajando todos los días para volver a poner a la Argentina en marcha y está importante obra que terminamos hoy es prueba de ello. La ruta 3 es un corredor fundamental para el traslado de productos esenciales durante esta lucha que estamos librando contra el coronavirus”, señaló Gustavo Arrieta, administrador general de Vialidad Nacional.

La recuperación de esta vía de comunicación optimizará la circulación y seguridad de más de 2.300 usuarios por día. La ruta 3 es el principal corredor del litoral atlántico argentino y desempeña un rol fundamental para garantizar la circulación de bienes esenciales como la producción agrícola, industrial, hidrocarburífera y pesquera.