Reyes: “El presupuesto 2021 debe mostrar con claridad que la niñez es prioridad para el gobierno nacional”


La comisión de Familias, Niñez y Juventudes que preside la diputada santacruceña Roxana Reyes recibió en reunión informativa a la Defensora de los Niños, a UNICEF Argentina y a la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia. El eje del debate giró en torno al presupuesto 2021 destinado a la niñez y adolescencia.

KW Diseño
La presidenta de la comisión Roxana Reyes inició la reunión haciendo alusión al índice sobre pobreza del INDEC que se conoció en los últimos días, el cual muestra que un 56,3% de personas menores de 15 años está bajo la línea de pobreza- “La ley del presupuesto tiene impactos concretos en la vida cotidiana de las personas y en el ejercicio efectivo de sus derechos. Por eso analizarlo es la mejor manera de conocer las prioridades y compromisos reales que tiene el gobierno para mitigar la pobreza en la niñez.”

Seguidamente tomó la palabra la representante de UNICEF Argentina Luisa Brumana, quien sostuvo que “asegurar el cumplimiento de los derechos de los niños y adolescentes no es solo una responsabilidad ética y legal, sino también política y económica”, por lo que “los tomadores decisiones debe tener en cuenta el interés superior del niño a la hora de destinar los recursos.”

En ese sentido Sebastián Waisgrais, también de UNICEF Argentina, se refirió específicamente a las partidas presupuestarias. “El presupuesto 2021 muestra una reducción en los recursos destinados a la protección de ingresos comparado con el presupuesto vigente. Esto se puede explicar sólo en parte por la discontinuidad de las políticas que fueron implementadas para mitigar el impacto de la pandemia.”

Luego Francisco Rodriguez, de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia exhibió un gráfico en el que expuso las inequidades en la distribución de ingresos de la niñez. “Hoy 1.2 millones de niños/as adolescentes están excluidos de cualquier cobertura porque dependen de la inserción laboral de las familias y no de un derecho real de las infancias y adolescencias.”

Finalizando la ronda de expositores, la Defensora Marisa Graham coincidió con el representante de ACIJ en que hay que fortalecer la AUH y puso en relieve las “luces y sombras” que tiene el presupuesto del próximo año.

“Las políticas de reducción en las asignaciones presupuestarias suponen un ajuste que impacta negativamente en la vida de niños, niñas y adolescentes y  en el largo plazo dicho impacto se traslada a las cuestiones simbólicas de los entornos para mantener la vida en familia. Es importante comprender el presupuesto y explicarlo sin eufemismos”. Y agregó que independientemente de ello debemos bregar porque lo contemplado en el presupuesto suceda.

Lea también:   Reyes presentó un proyecto para que los usuarios de santa cruz paguen tarifa diferencial de gas

La Defensora reconoció las dificultades educativas que se presentan para la niñez y adolescencia, las cuales se profundizaron en este contexto de pandemia. Lo cierto es que, según la información brindada por los organismos que estudian el tema, más de  1 millón de niños y niñas van a quedar fuera del sistema escolar. Lo cual supone ponerlos en desventaja para el acceso a derechos tales como la vivienda, el trabajo, la salud, etc. “Las desigualdades estructurales de nuestro país están siendo reproducidas y profundizadas en el marco de la pandemia; y lo más grave es que observamos que el Estado está creando nuevas desigualdades que son de fondo”, explicó Reyes.

Continuando con esta preocupación, Graham evidenció que el abandono escolar de los adolescentes es un problema que viene sufriendo el país hace décadas y que esto demandará muchos esfuerzos presupuestarios. “Los chicos ingresan a la escuela secundaria luego de completar sus estudios primarios, pero hay un 30% que nunca la terminará, por diversas cuestiones. Y el 70% que sí finaliza sus estudios secundarios lo hace con más edad o con programas de otra naturaleza.”

En ese sentido, la diputada Lorena Matzen resaltó la desigualdad que evidenció la pandemia en el acceso a recursos tecnológicos. “Cerca de 3 millones de niños, niñas y adolescentes no tienen una computadora y esto se relaciona directamente con la calidad educativa. De nada sirven las computadoras si no se tiene conectividad” aseveró.

Para concluir la reunión, la presidenta Roxana Reyes pidió “poner a los niños, niñas y adolescentes en el centro de la escena para llegar a cada uno de ellos, esté en la parte del país que esté; y pidió por la presencia de la Defensoría y de los órganos del Estado en cada provincia del interior para que les garanticen a los niños sus derechos.

“Debemos trabajar para que el efectivo cumplimiento de sus derechos no sean una utopía sino una realidad. Para eso vamos a necesitar que el Gobierno esté a la altura de las circunstancias y comience a dar señales de confiabilidad que nos permitan hablar de partidas presupuestarias sabiendo que vamos a poder afrontarlas y ejecutarlas de manera adecuada” concluyó la legisladora.