Operativo conjunto de detección


La Municipalidad trabajó durante el fin de semana con equipos de Salud, Policía de Santa Cruz y Gendarmería Nacional Argentina para la detección de casos positivos por COVID-19.

El pasado fin de semana el personal de la Municipalidad trabajó junto con el equipo de Salud y fuerzas de seguridad con el objetivo de realizar un operativo de detección de casos positivos por COVID-19 entre la comunidad y los trabajadores de los comercios, hoteles y restaurantes de la localidad, para intentar detener la curva de contagios.

El operativo, coordinado con el doctor Diego Grimaldi de la Unidad Formenti en El Calafate y la coordinadora del Puesto Sanitario local, consistió en la visita puerta por puerta de todo el barrio en los altos de la localidad y en el funcionamiento del Centro de Detección Comunitario (CDC) por la tarde para hacer testeos de empleadxs asintomáticos.

El Intendente Néstor Ticó se mostró muy conforme con los resultados: “estamos trabajando para mantener la situación epidemiológica de la localidad, para lo que es fundamental encontrar los contagios para lograr que el virus no avance”. También destacó que “todas las instituciones del Estado estamos colaborando juntas por la salud de nuestro pueblo”.

Lea también:
No hubo casos positivos en el operativo de detección

Las visitas a la comunidad fueron organizadas por la Secretaría de Políticas Sociales, que contó con la participación de efectivos de la Policía de Santa Cruz y de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) para la consulta a casi 200 residentes, de lxs cuales 33 fueron testeadxs encontrando otros dos casos positivos.

A su vez, y tras las convocatorias realizadas por las Secretarías de Turismo y de Comercio, Producción y Sanidad, en el CDC se efectuaron tests rápidos a más de 70 trabajadorxs entre los que se detectaron siete casos positivos, 4 sobre 38 pruebas el sábado y 3 de 36 el día domingo.