El desafío de cambiar, en camino hacia la eficiencia medioambiental  


El Subsecretario de ambiente municipal Maximiliano Velázquez comentó detalles del funcionamiento de la moderna planta donde se desarrolla el proyecto GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos), cuya construcción fue realizada con aportes del acuerdo social rubricado entre Mina Cerro Moro, propiedad de Yamana Gold, y el Municipio de Puerto Deseado.

Actualmente la planta trabaja con un importante volumen de material reciclable que se genera gracias a diferentes acciones estratégicas de la Subsecretaría de ambiente municipal. «La campaña de recolección y disposición voluntaria de los residuos reciclables en los denominados “puntos verdes”, los sistemas y las campañas de separación de cartón proveniente de las distintas entidades que nos lo van separando para su posterior retiro y el compromiso por parte de las empresas que van separando también sus residuos, contribuyen a la finalidad de reducir el volumen de residuo, tanto de alta como de baja densidad, que se dispone en el vertedero y ayudan a incrementar el material que procesa la planta GIRSU para su reutilización y puesta en valor en el sistema de reciclaje” comenzó diciendo el funcionario municipal.

Si bien el advenimiento de la pandemia dilató la formal puesta en funcionamiento de las instalaciones, las actividades en torno a la planta no cesaron y el equipo de trabajo del municipio avanzó en diferentes facetas que posibilitarán a futuro la óptima operatividad que requiere el ambicioso proyecto GIRSU. Al respecto Velázquez explicó que “Estos meses han sido de preparación del equipo y de los operarios que hace un tiempo están trabajando en la planta; la finalidad es ir optimizando situaciones que, como todo esto es nuevo, requieren de capacitación adecuada y diseño de los procesos», además añadió que «se está trabajando en el diseño del sistema de trabajo y en el mantenimiento preventivo que hay que realizarle a esta maquinaria para garantizar su buen funcionamiento y evitar problemas a futuro”.

Respecto a la relación con Yamana Gold, el referente de la cartera de ambiente municipal comentó “Nuestro vínculo con Yamana Gold es muy proactivo, cabe recordar que la obra se llevó a cabo con los fondos provenientes del acuerdo social con la empresa y es producto de las gestiones conjuntas de nuestro intendente y de todo el equipo de Yamana que siempre está al pendiente de nuestros pedidos o requerimientos. Tenemos contacto directo y muy fluido con ellos». Asimismo destacó que la empresa minera «es parte de esta nueva generación de empresas responsables, dan el ejemplo separando sus residuos y muestran permanente compromiso con la calidad ambiental que Puerto Deseado necesita”.

Para finalizar Velázquez subrayó la importancia de las acciones conjuntas entre el Estado y la responsabilidad empresarial para promover proyectos de este tipo que generan cambios positivos en los hábitos de la población y tienen importantes beneficios para la calidad ambiental futura.

“Nos hemos dado cuenta de que el hecho de que la planta esté trabajando, aunque sea de manera parcial, denota ya un gran compromiso de la comunidad y que se está gestando un cambio positivo en las personas que hoy empiezan a tomarse este tema en serio, utilizando los “puntos verdes” dispuestos en distintos sectores de la ciudad, trayendo sus residuos luego de los días de recreación al aire libre y muchas veces también los  que otras personas dejaron” resaltó el funcionario y concluyó destacando que “Se está instalando la conciencia ambiental, hay más gente involucrada, hay más volumen de residuos de este tipo y hay gente que quiere visitar la planta para conocer su funcionamiento y aprender  sobre el tema, aunque no podemos permitir el ingreso aún puesto que no estamos trabajando al 100 %, y debemos preservar la seguridad tanto de nuestros operarios como de la gente que quiera visitar las instalaciones, éste es otro de nuestros objetivos a futuro”.