Recolección diferenciada: El éxito del programa depende de la participación ciudadana


La recolección diferenciada no es una acción aislada que encara el Municipio en materia ambiental. Es parte de un proceso mucho más grande; un paso dentro de un esquema de planificación general. Es que a partir del 5 de junio, en coincidencia con el Día Mundial del Ambiente, se iniciará en Río Gallegos un hito histórico en materia de gestión sustentable de residuos sólidos urbanos.

“Este programa nos va a llevar a nuevos escenarios para poder alcanzar un factor sustancial para la protección ambiental: la reducción de la disposición final dentro del predio”, dijo el director de Gestión Ambiental, Francisco Scilabra.

“Comenzaremos un camino importante con la recolección diferenciada. Es un hito comenzar con este tipo de prácticas que ya se da en otras localidades y que nosotros queremos empezar a trabajar en Río Gallegos”, expresó.

Este programa, presentado recientemente en la capital provincial, no es una acción aislada, sino que se desprende de otras tareas que se vienen realizando de manera integral.

“Desde el comienzo de la gestión -donde nos encontramos con un escenario hostil en materia ambiental, con falta de planificación y recursos- hemos elaborado acciones tendientes a alcanzar los resultados óptimos en cuanto al saneamiento de la ciudad y a la disposición final de los residuos. De esto se desprende el programa de recolección diferenciada”, comentó.

Es ese sentido, en diciembre de 2019, uno de los objetivos del intendente Pablo Grasso, era responder a la demanda ciudadana sobre el saneamiento de la ciudad. Y en esa dirección se avanzó: limpieza urbana, erradicación de minibasurales, reordenamiento del Vaciadero Municipal, control de plagas, puesta en marcha de la planta de tratamiento de residuos, el mantenimiento de las redes pluviocloacales, entre otras problemáticas que atravesaban la ciudad.

Lea también:   Recolección Diferenciada en Río Gallegos: Conceptos que debemos aprender

El funcionario explicó que “para llegar a la etapa de la recolección diferenciada, debimos cumplir esas metas. Iniciamos puertas adentro del vaciadero, trabajando con desafectación de áreas, clausura de fosas, sectorización del predio, identificación de las diferentes corrientes y concretamos un cambio de logística en cuanto a la disposición final. Todos estos elementos fueron logros que se realizaron durante el primer año de gestión, con las vicisitudes que trajo la pandemia, sin embargo, la tarea nos presentó nuevos escenarios ambientales y nuevos desafíos”.

“Comenzamos con pocos recursos, pero gracias a las gestiones realizadas y a las inversiones que se han concretado, hoy tenemos los elementos necesarios para plantearnos un trabajo serio en ese sentido. Podemos mostrar todos los logros obtenidos dentro del Vaciadero y por fuera del mismo. Este responde a una tarea integral del Municipio, que es algo importante de destacar, porque la transversalidad de las áreas hace que hoy estemos ante esta oportunidad”, añadió Scilabra.

Para finalizar, el funcionario explicó que “ahora debemos trabajar en concientización y educación, porque es la etapa en la que buscamos involucrar al vecino. La responsabilidad y el éxito de este programa no solo depende de lo que puede aportar el municipio y de la planificación, sino de la participación ciudadana”.