Caleta Olivia despliega Plan de Seguridad en las playas


Bajo la determinación de una temporada de verano segura, el intendente, Fernando Cotillo instruyó a la Subsecretaría de Deportes, para que ejecute un dispositivo hacia los vecinos y turistas que desean disfrutar de las costas caletenses. Previo a un intensivo entrenamiento, 27 guardavidas las vigilan diariamente.

Para conocer el trabajo que se viene realizando en busca de cuidar la vida, Raúl Ibarra uno de los socorristas de la Costanera local, mencionó que las tareas se vienen efectuando a partir del mes pasado, precisamente desde el 15 de diciembre.

La localidad está teniendo muy buenas temperaturas y los vecinos disfrutan de la  costa. Con un marcado movimiento de niños y jóvenes que participan de las Colonias de Verano 2022, como así también familias que aprovechan y practican deportes náuticos.

Sobre la ubicación de los mismos, Ibarra explicó: «Estamos en la caleta con tres puestos. La otra playa habilitada es “Las Roquitas” en el acceso norte con dos igual. Somos 27 personas cubriendo, con una unidad móvil que puso a disposición el Municipio para eventuales traslados, pero afortunadamente durante este tiempo se hizo un trabajo más de prevención,  que de acción».

Lea también:   Avances en la creación de los Foros de Participación Ciudadana

En cuanto a la conducta de la población, el profesional ponderó las consideraciones que ha tenido la comunidad frente a las normas establecidas. «Hasta el momento no hubo  malas conductas», señaló.

Con relación a los cuidados, brindó recomendaciones para los bañistas, recalcando que hay que chequear los códigos de la bandera que indica el estado del mar, tener en cuenta el viento, la marea y no entrar al agua después de comer, fueron algunas de los consejos.

Otro dato relevante a mencionar, es que el servicio se brinda de 14 a 20 horas, todos los días de la temporada estival.

Intensa capacitación

Es necesario destacar la preparación que tuvo este plantel durante las semanas previas al inicio de la temporada de estival. Jornadas teóricas y prácticas fueron parte del entrenamiento, ejercicios de nado combinado a mar abierto, RCP, circuitos de fuerza, corridas y la prueba denominada “El Cruce”, que consistió en recorrer 2 km en aguas abiertas, partiendo desde el Balneario “Las Roquitas” hasta llegar al Club Náutico.