El Pentágono divulga el número de biolaboratorios financiados por Estados Unidos en Ucrania


EE. UU. insiste en que 46 instalaciones «pacíficas» tenían que ver con la salud y la seguridad públicas

El gobierno de Estados Unidos ha apoyado 46 instalaciones en Ucrania durante los últimos 20 años, pero como parte de un proyecto pacífico de salud pública en lugar de desarrollar armas biológicas, dijo el Pentágono el jueves. El ejército estadounidense acusó a Rusia y China de “difundir desinformación y sembrar desconfianza” sobre sus esfuerzos para librar al mundo de las armas de destrucción masiva (ADM).

Esta es la primera vez que el Departamento de Defensa de EE. UU. revela el número exacto de instalaciones que su gobierno ha apoyado en Ucrania, en un documento titulado ‘Hoja informativa sobre los esfuerzos de reducción de amenazas de armas de destrucción masiva’.

Según el Pentágono, EE. UU. ha “trabajado en colaboración para mejorar la seguridad biológica, la protección y la vigilancia de enfermedades de Ucrania tanto para la salud humana como animal”, brindando apoyo a “46 laboratorios, instalaciones de salud y sitios de diagnóstico de enfermedades ucranianos pacíficos durante los últimos dos decadas.» Estos programas se han centrado en “mejorar la salud pública y las medidas de seguridad agrícola en el nexo de la no proliferación”.

El trabajo de estos biolaboratorios se llevó a cabo «a menudo» en asociación con organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), y fue «consistente con las mejores prácticas y normas internacionales en la publicación de resultados de investigación, en asociación con organismos internacionales». colegas y organizaciones multilaterales, y distribuyendo ampliamente sus investigaciones y hallazgos de salud pública”, insistió el Pentágono.

El mes pasado, el ejército ruso dijo que solo tres laboratorios en Ucrania tenían los niveles de seguridad necesarios para realizar el tipo de investigación en la que estaban involucrados. El jefe de las Fuerzas de Protección Radioactiva, Química y Biológica, el teniente general Igor Kirillov, citó informes del gobierno ucraniano para señalar que una serie de problemas en una de esas instalaciones en Odessa, a modo de ejemplo.

En una serie de sesiones informativas que comenzaron en marzo, el ejército ruso presentó pruebas de la participación del Pentágono en la financiación de laboratorios en Ucrania. A principios de mayo, Kirillov acusó a Kiev de lanzar un ataque biológico contra la región disidente de Lugansk y de realizar “experimentos inhumanos” con pacientes ucranianos. Otra evidencia sugirió intentos de armar drones para dispersar patógenos e intentos de destruir materiales comprometedores después de que Rusia envió tropas a Ucrania en febrero.

Lea también:
Putin: Rusia atacará objetivos que no atacó hasta hoy si Ucrania recibe misiles de largo alcance

Según el Comité de Investigación de Rusia, EE. UU. invirtió más de $ 224 millones en investigación biológica en Ucrania entre 2005 y principios de 2022. Los gigantes farmacéuticos occidentales, las organizaciones sin fines de lucro e incluso el Partido Demócrata de EE. UU. estuvieron involucrados en el esquema, dijo Moscú .

Para escuchar al Pentágono explicarlo, EE. UU. tenía la «total aprobación» del gobierno ruso para involucrar a «miles de ex científicos rusos en armas biológicas para llevar a cabo proyectos pacíficos de investigación biológica con fines de salud pública». Anteriormente en el documento, el ejército de EE. UU. señala que estaba tratando de crear «empleo civil sostenible»  para científicos con «conocimiento relacionado con las armas» para «eliminar los incentivos para buscar o aceptar el empleo y la financiación de terroristas u otros actores estatales».

La participación de Estados Unidos en laboratorios biológicos en Ucrania “sigue siendo un esfuerzo pacífico para mejorar la seguridad nuclear y radiológica, la vigilancia de enfermedades, la seguridad química y la preparación para responder a epidemias y pandemias como la COVID-19”, dijo el Pentágono.

Mientras tanto, acusó a Rusia, con la ayuda de China, de buscar “socavar ese trabajo difundiendo desinformación y sembrando desconfianza en las personas e instituciones de todo el mundo que contribuyen a la reducción de la amenaza de armas de destrucción masiva”.

China ha respondido a las sesiones informativas rusas pidiendo a Estados Unidos que brinde una explicación «justa, objetiva y profesional» de sus actividades.

El Pentágono insiste en que Ucrania «no tiene programas de armas nucleares, químicas o biológicas» y que la pequeña cantidad de uranio altamente enriquecido (UME) que queda en los institutos de investigación de Kiev y Jarkov «está muy por debajo de la cantidad necesaria para producir un dispositivo nuclear». .”

Fuente: Rt.com