¿Se ha convertido la UE en el estado número 51 de EEUU?


El eurodiputado croata Mislav Kolakusic ha arremetido contra la política exterior y de defensa de la UE, argumentando que el bloque se ha convertido en un subordinado de Washington.

Kolakusic es un abierto crítico de las sanciones contra Rusia por parte de Occidente y de las restricciones del COVID-19.El croata declaró recientemente en el Parlamento de la UE a sus compañeros parlamentarios que «la política exterior, de defensa y de seguridad de la UE hoy puede describirse en una sola oración: la Unión Europea se convirtió en el 51 estado federal de Estados Unidos, pero sin derecho a voto».

Kolakusic ha criticado repetidamente la política de la UE hacia Rusia desde el inicio de la operación especial militar de Moscú en Ucrania en febrero. Esa política ha visto a los miembros recortar importaciones vitales de combustibles fósiles rusos mientras aumentan el gasto en defensa e imponen múltiples rondas de sanciones a Rusia, esencialmente asumiendo los costos de la oposición de Washington al Kremlin.

«Es una mentira increíble y una hipocresía que las sanciones contra Rusia y la prohibición de importar petróleo y gas ruso sean sanciones contra Rusia. Las sanciones están dirigidas a 500 millones de ciudadanos de la Unión Europea y millones de ciudadanos del resto de Europa», afirmó en mayo.

Deberíamos prohibir la importación de petróleo y gas de Estados Unidos, que ha estado en más conflictos militares que cualquier otro país de Europa y quizás del mundo en las últimas décadas.

Kolakusic también ha llamado a los líderes mundiales de Europa y más allá «sociópatas y psicópatas» por sus restricciones del COVID-19 y se refirió a Canadá como una «dictadura cuasiliberal… del peor tipo» en la cara del primer ministro Justin Trudeau.
Kolakusic también condenó las políticas de energía verde del bloque y dijo: «Declarar el dióxido de carbono y los combustibles fósiles como enemigos de los ciudadanos de la Unión Europea es una completa locura» y reduciría a los europeos a viajar en bicicleta, como lo hicieron los chinos «hace treinta años».

Lea también:
China: "EEUU es ahora el mayor riesgo para la seguridad en el mundo"

Ya al final de la Segunda Guerra Mundial, el presidente francés, Charles de Gaulle, criticó a la OTAN, refiriéndose al bloque como «una máquina para disfrazar el dominio absoluto de Estados Unidos sobre Europa» y retirando a Francia de su comando integrado en 1966 en nombre del restablecimiento del «pleno ejercicio de la soberanía» de Francia.

Más recientemente, el actual presidente francés, Emmanuel Macron, ha hablado de la necesidad de que Europa luche por la “autonomía estratégica” y ha cuestionado la utilidad de la OTAN. Sin embargo, a raíz del conflicto en Ucrania, Macron públicamente calificó al bloque militar liderado por Estados Unidos como “indispensable” y respaldó las sanciones de la UE contra Moscú.

El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó a los líderes europeos de cometer un ‘suicidio’ económico al imponer un embargo a las importaciones de combustible ruso, argumentando que están actuando en contra de sus intereses “bajo la presión de su señor supremo estadounidense”.