EEUU reconoce que pierde influencia en la ONU: «China se mete en cada espacio abierto que dejamos»


La embajadora de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Linda Thomas-Greenfield, aseguró que su país pierde fuerza dentro del organismo internacional y China lo aprovecha para posicionarse.

Thomas-Greenfield participó en una audiencia de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU, en donde fue cuestionada sobre el papel que juega su país ante la ONU, en un contexto en el que no han cumplido con todos los compromisos financieros que adquirieron con el organismo.

Al respecto, Linda Thomas-Greenfield reconoció que este tema es un el principal reto que «enfrenta todos los días en Nueva York».

La funcionaria estadounidense señaló que esta situación la ha puesto en la que debe competir con los adversarios de EEUU para «seguir con influencia en las acciones de la ONU».

«Estamos atrasados en nuestros compromisos; estamos miles de millones de dólares atrasados en nuestras cuotas, obligaciones, en nuestros compromisos con la ONU, aunque estamos a miles de millones por delante en nuestras contribuciones y apoyo a la UNICEF, ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos», declaró Thomas-Greenfield.

En este sentido, la diplomática reconoció que «cada hueco que se deja es una apertura para los chinos», «ellos se meten en cada espacio abierto que dejamos».

La representante estadounidense consideró que, además de los compromisos incumplidos, también es necesario contar con un equipo más grande de jóvenes, precisamente como lo hace China.

Estos son jóvenes como los que tenemos alrededor en esta habitación, nos gustaría que estuvieran trabajando en Naciones Unidas, y podrían hacerlo a través de un programa profesional financiado por el gobierno. Los chinos tienen más de 400, o más, de estos jóvenes dentro de Naciones Unidas. No podemos competir con eso», reconoció Linda Thomas-Greenfield.