Ian Moche brindó charla sobre el autismo en el día que fue nombrado por UNICEF como un referente a nivel mundial


En instalaciones del Teatro Municipal “Héctor Marinero” se realizó esta tarde la charla denominada “La Ciudad para Todos, Hablemos de Autismo” que brindó el pequeño Ian Moche acompañado de su madre Marlene Spesso.

La charla también contó con el acompañamiento del intendente Pablo Grasso, la directora de la Biblioteca “Nélida Emma Cremona”, Gabriela Peralta, la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Julia Chalub; y la titular de la Fundación TEA, Silvina Lamas.

En tal sentido, Peralta mencionó previo al inicio de la charla que la posibilidad de compartir la visita de Ian se dio a partir del diálogo que mantuvo oportunamente con una docente quien le planteó el caso del pequeño. “Fue luego que lo escuché hablar en una entrevista y me atrapó porque uno siempre, cuando escucha hablar de autismo, escucha a los especialistas o a la familia, pero no a un pequeño y ahí se despertó el interés por traerlo”, dijo.

Ian llegó con sus padres procedente de la ciudad de La Plata de donde es oriundo, previo al inicio de la actividad se mostró contento con la posibilidad de poder charlar y contar su experiencia acerca de los desafíos que afronta día a día a partir de su condición, aunque además se lo vio muy entusiasmado.

Lea también:
El intendente Pablo Grasso recibió la visita de Ian Moche

Durante la presentación, Ian desarrolló temas relacionados con cómo perciben el mundo las personas con autismo, quienes día a día se presentan desafíos en una sociedad que no parece estar preparada todavía para brindar las herramientas necesarias que permitan llegar a una inclusión verdadera y acorde a las demandas.

La charla se dio bajo un gran marco de interesados, e incluso en la presentación de la misma se comunicó la noticia que en el día de la fecha UNICEF ha nombrado a Ian como un referente de autismo en el mundo debido no sólo a su condición sino también al activismo que viene realizando en redes sociales para dar a conocer los alcances del autismo.

Antes de finalizar el encuentro, que duró cerca de dos horas, hubo una ronda de preguntas que el propio Ian fue respondiendo con mucha soltura.