Niños y niñas del Jardín Juanito Bosco visitaron la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos


Una importante visita recibió hoy la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que funciona en el Vaciadero municipal.

Unos 40 niños y niñas de cinco años del Jardín de Infantes Juanito Bosco recorrieron el lugar en el marco del programa de educación ambiental que lleva adelante la institución. Los chicos pudieron observar el trabajo de separación que se lleva adelante en la planta, manejada por la empresa nueva Santa Cruz y que permite el procesamiento de 70 toneladas de residuos diarios.

El secretario de Legal y Técnica de la Municipalidad de Rio Gallegos, Doctor Gonzalo Chute y el jefe de Gestión Ambiental, Francisco Scilabra acompañaron a la delegación durante el recorrido y fueron explicando el tratamiento que se le da a los residuos luego de la recolección domiciliaria.

En la oportunidad, Chute contó que estas actividades forman parte de una de las líneas de trabajo que realiza el Municipio: la educación y la concientización como pilar fundamental para el cuidado del ambiente. “Queremos que la sociedad entienda la importancia que tiene la colaboración para dar respuesta a los problemas ambientales; por ejemplo la separación en origen y luego el trabajo que realiza el personal de la planta y los agentes municipales para iniciar el proceso de reciclaje”.

Destacó la presencia de los chicos del Juanito Bosco: “estas acciones son fundamentales porque los más chicos son quienes van a apropiarse de estas prácticas y ayudar a los adultos en el objetivo de generar menos basura y reciclar”.

Lea también:
Dispositivo territorial de Salud Pública trabajó en el Barrio Ayres Argentinos

Recalcó que “apuntamos a fortalecer la educación ambiental en todas las instituciones. Esto incluye visitas, charlas, la instalación de un punto verde, etc. Por ello invitamos a todas las escuelas, clubes, juntas vecinales y asociaciones interesadas en sumarse porque entendemos que la gente toma mayor conciencia cuando ve; sobre todo los más chicos que son agentes multiplicadores que permitirán fomentar estas buenas prácticas desde el hogar”.

Por su parte, Mariana Jodra, vicedirectora del Jardín contó que “en el marco de lo que será la Expo Bosco que llevamos adelante todos los años, en las salas de cinco años se trabajó sobre qué es lo que pasa con la basura que generamos en el hogar. Pudimos arbitrar los medios para venir al Vaciadero y conocer la planta para entender el proceso de separación y reciclado. Estamos muy contentos con la experiencia porque nos permite generar mayor conciencia desde chiquitos”.

En cuanto a los niños, pudo observarse el asombro que generó el proceso y el valor del aporte que realizan desde la institución educativa y desde el hogar al trabajar en la separación en origen de los residuos.