Rusia asegura que Zelenski quiere provocar un conflicto entre Moscú y la OTAN


El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pretende desatar un conflicto entre Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) con sus declaraciones sobre los misiles caídos en Polonia, acusó el embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vasili Nebenzia.

Las declaraciones del representante ruso fueron emitidas ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde se discutió la explosión ocurrida el 15 de noviembre en la ciudad polaca de Przewodów, muy cerca de la frontera con Ucrania.

Tras el incidente, medios polacos y de otros países primeramente culparon a Rusia del ataque, siguiendo la postura de Zelenski, quien aseguró que los misiles habían sido disparados por las fuerzas rusas. Sin embargo, horas después, esa versión fue desmentida por la OTAN, por Estados Unidos y por el propio Gobierno polaco, que en un inicio también creyó en la versión de que se trataba de misiles rusos.

«[Las de Zelenski] son declaraciones de un hombre que no puede dejar de tener acceso a la información de que fueron misiles ucranianos lanzados por los sistemas de defensa antiaérea ucranianos los que cruzaron al territorio polaco», dijo Nebenzia.

«Eso significa que no se trata sólo de un intento intencionado de desinformación, sino más bien de un intento consciente de involucrar a la OTAN, que está llevando a cabo una guerra híbrida contra Rusia en Ucrania, en un conflicto directo con nuestro país», afirmó el embajador de Rusia ante las Naciones Unidas.

Nebenzia no descartó que existan «intentos de Ucrania y de Polonia de provocar un enfrentamiento directo entre Rusia y la OTAN», luego de que esos dos países fomentaran una narrativa en contra de Moscú durante las horas posteriores a la explosión en Przewodów. Varsovia después admitió que no existían pruebas de que los misiles fueran rusos, pero Kiev se mantiene en su postura.
«Es imposible percibir de otra manera las declaraciones absolutamente irresponsables hechas por el liderazgo de estos dos Estados [Polonia y Ucrania]», acusó el embajador ruso.

Las primeras investigaciones e informes de inteligencia de la OTAN develaron que los misiles provinieron de los sistemas defensivos antiaéreos ucranianos. En ese sentido, Nebenzia recordó que esos sistemas tienen «mala fama».

«A lo largo de los últimos meses, hemos visto regularmente imágenes de las consecuencias de los impactos del sistema de defensa antiaérea ucraniano en diversas ciudades contra edificios residenciales, detrás de los cuales [los militares ucranianos] habían escondido estos sistemas», dijo.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró que «no hay indicios de que Rusia esté tramando una acción militar contra la OTAN».

«Nuestro análisis sugiere que fue un misil ucraniano para defenderse», agregó, aunque después sugirió que el culpable, en última instancia, es Rusia, aunque el misil haya sido ucraniano. Esta postura fue secundada por el Gobierno de Estados Unidos.

Fuente: SputnikNews