«Alemania no quiere problemas con Rusia»: ¿conflictos internos en la OTAN por Ucrania?


Altos funcionarios de la OTAN se reunieron el 20 de enero en una base militar de Alemania para discutir —sin éxito— sobre un posible nuevo envío de armas pesadas a Kiev, un tema que, conforme avanza el tiempo, se ha vuelto cada vez más ríspido para Estados Unidos y Berlín.

Publicidad
Alemania, por el momento no tendría la intención de suministrar a Ucrania sus tanques Leopard, ya que argumentan que no quieren tener pérdidas de vidas humanas entre su propio personal de servicio. Y es que el armamento occidental que combate por Ucrania, como el sistema de cohetes de artillería de alta movilidad Himars o los sistemas de defensa aérea son operados por veteranos de la OTAN retirados, indicó el investigador principal del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales, Alexandr Kamkin.

«Un asunto es que los Himars o Patriot se encuentran en la retaguardia, otro asunto es que un tanque este directamente interactuando en la zona de combate. Esto significa completamente otro nivel de pérdida, ya que todos perfectamente entienden que el Leopard arde y explota perfectamente como el resto de los vehículos de combate», comparte el experto.

En su opinión, los alemanes están tratando de evitar que haya grandes pérdidas entre el personal de mantenimiento de estos vehículos de combate. Esto sería evidente, ya que el tanque es un vehículo de combate frontal.

Kamkin señala que no son pocos los políticos del país germánico y por sobre todo los representantes del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) que deben recordar «lo que se señala en la Constitución alemana, que desde el territorio alemán nunca debe surgir una amenaza de guerra».

«Un suministro de equipo militar, como ya ha reconocido el incluso nuevo ministro [de Defensa alemán] Pastorius, significaría una participación indirecta en actividades de guerra. Casi ninguno de los funcionarios europeos, o al menos los que tienen una relación cercana a los departamentos de defensa no ocultan esta información. Es una señal muy alarmante», advierte el investigador.

En palabras del especialista, para Alemania es una pesadilla incluso asumir en algún momento que sus tropas se vean arrastradas al conflicto en Ucrania. Sin embargo, los anglosajones continúan promoviendo a los países de Europa, sobre todo a Alemania a tener una confrontación lo más dura posible con Rusia. La OTAN de todos modos obligará a Alemania a suministrar armamento pesado a Ucrania, pronostica.

«Yo pienso, que los alemanes ‘venden’ porque digámoslo de esta manera, la presión es alta, y el lobby político proamericano en Alemania es el más fuerte en la política del país», explica el experto.

La cadena CNN, por medio de fuentes de la Administración Biden, informó que el jefe del Pentágono, Lloyd Austin, no logró el consentimiento del nuevo ministro de Defensa de Alemania, Boris Pistorius, para transferir tanques alemanes a Ucrania. Sin embargo, el alto representante de la Administración europea anuncio que Alemania tiene la intención de transferir tanques Leopard a Kiev, sí es que, EEUU envía a Ucrania sus tanques Abrams y que no quería analizar otras opciones.

Según información de CNN, en la Administración Biden crece la tensión frente a los requerimientos de Alemania. En el Pentágono señalaron reiteradamente que no tienen la intención de enviar a Ucrania los tanques Abrams debido al costo de mantenimiento.

Fuente: SputnikcNews